Mentoplastia o cirugía del mentón, puede ser precisa tanto si existe un mentón prominente como si existe un mentón pequeño (Micrognatia)

Es importante tener en cuenta la proporción y la proyección del mentón y la nariz, en su conjunto, para conseguir un perfil equilibrado. Se denomina Perfiloplastia al tratamiento de nariz y mentón. Con esto tratamos de lograr una mejora estética y una adecuada proporción de los rasgos de la cara.

Podemos aumentar el tamaño de la barbilla mediante:

1.- Prótesis de mentón (de diferentes materiales, silicona…) que se introducen a través de la boca sin cicatrices externas. Este procedimiento se realiza con anestesia local o local y sedación.

2.- Endoprótesis inyectadas, productos de relleno permanente (Bioalcamid) o no permanentes (tejido graso del propio paciente, ácido hialurónico, ac. poliláctico).

3.- Osteotomía, adelantamiento quirúrgico del hueso de la mandíbula.

Podemos completar la arquitectura facial con el tratamiento de los pómulos (aumento de pómulos) o región malar si fuera necesario. El aumento pómulos se puede realizar como en el caso de la cirugía de la barbilla mediante prótesis de silicona introducidas a través de la cavidad oral sin cicatriz externa o mediante rellenos inyectados permanentes o no.

Igualmente podemos remodelar el mentón o barbilla disminuyendo su tamaño mediante cirugía que nos llevara a hacer correcciones completas del perfil de la cara y de las asimetrías bien congénitas (desde el nacimiento) o adquiridas (fundamentalmente después de un traumatismo) que nos podamos encontrar.

 

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
SOCIALICON

Scroll Up