El éxito en los resultados de un procedimiento quirúrgico no sólo está en manos del cirujano plástico, sino también depende de los cuidados y las recomendaciones que tengas presentes antes y después de cualquier intervención quirúrgica.

 

  • Una vez programado el procedimiento, tu cirujano plástico te dará unas instrucciones pre-operatorias y post-oporatorias. Recuerda que éstas no son sugerencias, son las reglas a seguir con disciplina si deseas obtener los mejores resultados en tu operación.
  • Asegúrate de que estás en un buen estado de salud y con un peso acorde con tu estatura, con el fin de reducir riesgos adicionales durante la cirugía.
  • Mantén una dieta saludable y balanceada, sobre todo durante los meses previos a la cirugía. Come muchas frutas, verduras frescas y alimentos ricos en proteínas para garantizar el desarrollo adecuado de las células y optimizar el proceso de curación.
  • Asegúrate de consumir mucho líquido, pues éste hábito favorece la salud de los tejidos y de la sangre. Idealmente, bebe al menos ocho vasos de agua al día.
  • Si fumas, debes dejar de hacerlo por lo menos tres semanas antes de la cirugía plástica. Pues el consumo de tabaco impide la circulación de la sangre, daña la piel, retrasa la cicatrización y provoca otras complicaciones.
  • Cuéntale a tu médico acerca de las vitaminas, hierbas, suplementos o medicamentos que estés tomando, no importa si éstos no requieren de prescripción médica. Pues ten en cuenta que cualquier tipo de sustancia puede llegar a interferir durante el proceso de la cirugía. Por ejemplo, la vitamina E y medicamentos como el ibuprofeno, pueden causar sangrado excesivo o hemorragias.
  • Prepárate psicológicamente con respecto a los comentarios positivos y quizás negativos que recibirás de aquellas personas que te rodean.
  • Establece un área de tu casa, ya sea en tu habitación o en alguna sala de estar, donde te sientas cómod@ después de la cirugía. Reúne todo lo que necesites, como los medicamentos preescritos por tu cirujano, así como un teléfono, libros, revistas, agua y hasta el control remoto de tu televisor.

 

¡Sigue todas estas recomendaciones y podrás asegurarte de que esa inversión que has hecho en tí mismo@ no se echará a perder!

Scroll Up