Uno de los consejos más importantes es el de no fumar. Si no dejas de fumar el riesgo de complicaciones es muy elevado. La disminución del flujo sanguíneo a causa del hábito de fumar puede retrasar y dificultar el proceso de recuperación al haber menos oxígeno en el torrente.

También debes vigilar bien lo que comes. Y es que tras la abdominoplastia es muy importante tomar alimentos muy nutritivos que harán que tu organismo se sienta fuerte y se recupere con rapidez. Una dieta equilibrada que persiga una óptima recuperación. Alimentos como el salmón, el pollo, las frutas y las verduras son ideales para suministrar al organismo las vitaminas, y nutrientes necesarios para tu perfecta evolución. Si tienes dudas habla con tu cirujano para que te determine una dieta a seguir que te facilite la tarea.

 

Debes hidratarte con frecuencia, bebiendo bastante agua. Lo recomendable es beber al menos 2 litros y medio que mantendrán tu organismo hidratado. Tanto antes como después de la cirugía el cirujano te recomendará que aumentes tu ingesta habitual de líquidos, especialmente de agua para que se reduzca el riesgo de complicaciones.

Debes empezar a moverte en cuanto el cirujano plástico te lo permita. Tras la cirugía lo más normal es estar en reposo un tiempo, pero una vez el especialista te lo recomiende no tengas miedo en levantarte de la cama y dejar el reposo. Si pasas mucho tiempo acostado o sentado sin hacer apenas movimientos puede provocar coágulos de sangre que dificulten y alarguen el proceso de curación.

Tendrás que usar las prendas de compresión que tu cirujano te haya prescrito. Su uso es muy importante porque ayudan a reducir la hinchazón, los moretones y a que la piel se adapte a su nueva forma física suave y firme.

 

Deberás dormir con cierta inclinación. Es recomendable que tras la operación duermas con un poco de pendiente con el apoyo de una o varias almohadas. Es importante que duermas así para que no exista ninguna tensión en la zona de la incisión. Durmiendo de esta manera la cicatriz de la intervención no correrá ningún riesgo, esto es solo recomendable durante las primeras semanas tras la intervención.

 

Si sigues todos los consejos y recomendaciones de tu especialista en cirugía plástica, te recuperarás a la perfección y sin riesgos de tu abdominoplastia y solo tendrás que soñar con tu nuevo abdomen firme, liso y estupendo.

Scroll Up